Mujeres: sed madres antes y llegareis más lejos y más alto

Mujeres: sed madres antes y llegareis más lejos y más alto

Entrevista a Alison Wolf ¿Edad? Joven mientras aprenda y cuestione lo que ya he aprendido. Soy inglesa. Decidí ser madre a los 20 y eso me dio una gran ventaja a los 40 para dedicarme a mi carrera y ahora me da la oportunidad de ser abuela joven. Colaboro con el programa Wengage de igualdad de género en CaixaBank.

Alison Wolf es, como ella misma reconoce, puro establishment británico, miembro de la Cámara de los Lores y del King’s College y casada con el influyente editor del Financial Times, Milton Wolf. También recuerda que se lo ha ganado a pulso y en parte gracias a su decisión de ser madre mucho más joven que otras profesionales de élite, lo que le permitió dedicarse después en exclusiva a la docencia y la investigación. “Lo curioso –argumenta en The Aspen Institute España– es que muchas profesionales de mi generación truncaron carreras prometedoras por retrasar la maternidad hasta los 40. Por eso, hoy les insisto a mis estudiantes: 

“¡Planificad vuestra carrera y ser madres a los 20; no a los 40 y llegaréis más lejos y más alto!”.


¿Usted está en la Cámara de los Lores: ¿cómo la llamo lord o lady Wolf? 

Si me llama lord, cambiaría mi género. Y además soy profesora. Investigo la desigualdad de género en el King’s College.

¿Por qué mujeres con más talento tienen menos poder que hombres con menos?

De hecho, las mujeres son más inteligentes de media, sobre todo en sus primeros años. Las estadísticas muestran que las chicas son mejores en el colegio desde los 7 años hasta los 17 e incluso más mayores se mantiene la tendencia.

¿Cuándo se igualan con los chicos?

A partir de los 18 y hasta los 22-23, chicos y chicas empiezan a rendir igual en los estudios.

¿Y en el puesto de trabajo?

Las mujeres somos mayoría y rendimos más en las universidades, incluidas las facultades de medicina, y, por eso, entre las nuevas generaciones cada vez hay más equilibrio en casi todas las áreas y en las empresas. En la gestión empresarial, finanzas y servicios de todo tipo.

¿Por qué ha dicho “casi”?

Porque todavía somos minoría y menos cualificada en las ingenierías y profesiones técnicas. Y estoy investigando a fondo el por qué.

¿Hay algo que predisponga a las mujeres a no ser ingenieras?

Veamos: la mujer es más estratégica. Y, tal vez por biología, o porque es lo que se espera de ella en una sociedad patriarcal; o por lo que sea, la mayoría de las mujeres planifican tener una familia. Quieren ser madres y planean cómo.

¿Y eso es incompatible con la ingeniería?

Es menos compatible que si ejercen otras profesiones excepto para las mujeres que priorizan su trabajo sobre su maternidad...

Opción igual de respetable.

Sin duda, pero por ahora no mayoritaria. El grueso de mujeres profesionales busca empleos que permitan la conciliación familiar. Y la ingeniería hoy puede exigirte acabar en algún lugar del Ártico o en alguna fábrica remota.

¿Por eso hay tan pocas chicas entre los ingenieros del muy machista Silicon Valley?

¡Esos machitos tecnológicos están tan orgullosos de sí mismos! Y sin motivo, porque la informática en sus inicios fue un trabajo femenino. Hubo pioneras de la programación como Stephanie Smith que sólo empleaban mujeres.

¿Por qué?

Porque supo apreciar el talento desaprovechado de muchas universitarias subempleadas, y ella y otras empresarias supieron convertirlas en las mejores programadoras de ordenador.

¿Entonces por qué hoy la economía de las plataformas está controlada por hombres?

De nuevo por la paradoja de la ingeniería. Las mujeres pueden ser excelentes ingenieras, pero, excepto una minoría, no quieren tener que renunciar por ello a planificar su maternidad.

¿No hay mamás tecnoemprendedoras?

Entornos como Silicon Valley o el de las start- ups son demasiado volátiles y poco previsibles para quien planifica su futuro como madre.

¿Y los tecnomachos alfa, en cambio, sí pueden concentrarse en fundar googles?

En efecto, los varones están más dispuestos a arriesgar, porque cuando piensan en el futuro sólo piensan en sí mismos.

¿Eso explicaría que las mujeres no estén en los puestos clave de las empresas?

Van llegando. Pero empiezan por los que permiten aplicar su planificación de maternidad. Y no son profesiones menores ni menos poderosas. Desde la medicina a la banca: nada impide ya a las mejor preparadas llegar a la cúspide.

¿Y en las profesiones de entrega total?

Me temo que en ese tipo de trabajos sólo las mujeres que renuncien a esa planificación maternal pueden llegar arriba. Por eso siempre habrá en ellas, como en esas ingenierías del petróleo en el Ártico, más hombres que mujeres.

¿Y en la política?

También me temo que en los países donde la política consiste en una agria batalla diaria entre partidos y es muy confrontacional...

Pues como la nuestra.

...A las mujeres nos costará llegar a la paridad, aunque en Escandinavia tal vez se alcance antes, precisamente porque hay menos tensión en el sistema y puedes conciliarla con ser madre.

Tal vez las señoras son demasiado listas para dedicarse a ese tipo de política.

En cualquier país siempre habrá mujeres muy competitivas que renuncien a todo por su profesión, por supuesto. Y cada vez habrá más hombres dispuestos a asumir que su mujer tenga preferencia en su carrera sobre ellos. Pero si como países no somos competitivos en el mundo, todos nos empobreceremos. Y nuestra baja fertilidad ya lastra nuestra competitividad.

Aquí cada día somos menos y mayores.

Estamos haciéndolo mal, porque en las encuestas los jóvenes quieren tener 2 o 3 hijos, pero en las estadísticas al cabo de diez años acaban teniendo 1,4 o 1,5. Hay barreras tremendas que dificultan la paternidad y la maternidad: para empezar, los salarios menguan mientras el precio de los alquileres céntricos aumentan.

¿Cuál es su consejo como investigadora?

Que las profesionales planifiquen su carrera para adelantar su maternidad a los 20. Así, después, podrán disfrutar de más oportunidades y llegar más lejos y más alto en sus carreras.

Ahora retrasan ser madres hasta los 40.

Y es un error. Si deciden ser madres a los 20, después tienen 30 años de carrera para emplearse a fondo y llegar a lo más alto.


* Publicación original por Lluis Amiguet en La Vanguardia: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20180523/443773787226/mujeres-sed-madres-antes-y-llegareis-mas-lejos-y-mas-alto.html


×

Politica sobre cookies

Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí.